Martes 15 de Marzo 2016

Una mala noche

Por la sexta fecha del Torneo de Primera “C” el Arrabalero cayó frente a Dock Sud en ciudad Evita por 3 -1. Los goles del visitante fueron marcados por Tellas, Rodríguez y Sosa. Todos antes de que se cumplieran los 20 minutos del primer tiempo. El descuento lo anotó de penal Elías Di Biasi.

Fue el primer partido disputado en 2016 en horario nocturno. La última había sido por Copa Argentina hace poca más de un año.

En apenas 19 minutos, Sportivo caía por 3 a 0. Sorpresa y balde de agua fría. El rival no desaprovechó ninguna oportunidad que se le presentó para definir. A poco de comenzar, un apelota dentro del aérea el 9 visitante, Gabriel Tellas, venció por abajo a Walter Cáceres. Dock Sud fue por más. y Federico Rodríguez, estampó el 2-0. El temple y el corazón de este Arrabalero siempre dan lugar a la esperanza,pero el destino ya se había decidido. Tras un córner, y luego de una excelente atajada de Cáceres, el central Leandro Sosa se elevó y ganó en el área para meter un frentazo que esta vez hizo estéril el esfuerzo de Walter.

La reacción del equipo de la dupla Damián Infante y Claudio Vidal salió a flote. El mediocampo logró asentarse de a poco para que el ataque comience a tomar el vuelo necesario para inquietar a un cómodo triunfo hasta ahí del visitante. Félix Orode logró desbordar por derecha, ya Nico López se había hecho dueño del eje de cancha, Diego Dorregaray empezó a ser receptor cerca del área, hasta que en gran jugada y de pecho se metió al área cortando la última línea. Lo bajaron, claro penal. Di Biasi con disparo abajo y a su izquierda marcó el descuento.

La energía cambió por completo. Ya Dock Sud no la tenía, ni aguantaba, ni frenaba la decisión de Sportivo Barracas. Las faltas, una más dura que otra, comenzaron a sucederse. Era el momento para que Edgardo Kopanchuk mostrara su firmeza. Debió irse expulsado Fernando Smargiassi. El árbitro lo perdonó y jugó de regalo. Córners no cobrados, más faltas de amonestación y otros cobros menores fueron el pozo en el que el hombre de negro cayó. Todas contra el Arrabalero.

Una derrota que duele porque se gestó de entrada, y de local. Habrá que sacudirse, dejar atrás una noche que fue adversa y pensar en lo que viene. Este equipo tiene con qué y ha dado sobradas muestras para confiar en el futuro.