Domingo 29 de Mayo 2016

Un nuevo despojo

Sportivo Barracas - Víctor Santa María - AFA - Primera C - LujánSportivo Barracas igualó frente a Luján 1 a 1 en el partido válido por la décimo séptima fecha del tornea de Primera C. En una tarde gris, fría, con llovizna incesante el moño lo puso juez Edgardo Kopanchuk al regalar al local un inexistente penal sobre el final.

Llueve sobre mojado. La racha negativa se cortó frente a Argentino de Merlo, pero la de los arbitrajes sigue siendo coherente. Siempre contra el Arrabalero. Hemos llegado a un punto en el camino en el que poner la otra mejilla no da para más. Al que le guste que siga recibiendo, para Sportivo Barracas llegó la hora de decir basta. Así no.

El trámite del encuentro se dio acorde a lo esperado. El equipo conducido por la dupla Damián Infante y Claudio Vidal sabía muy bien lo que se encontraría en el campo municipal de deportes de Luján. Un adversario duro, sólido y difícil de aguantar. Las mismas características para estado de campo de juego y además por las dimensionadas acortadas que tiene. El clima hacía todo más enmarañado.

Muy pocas llegadas a las áreas, muchísimo roce en la mitad de la cancha, lugar donde se disputó todo el tiempo la tenencia efímera del balón. Ninguno pudo desarrollar un volumen de juego para apreciar o destacar. A pesar de todo quien intentó más y mejor por abajo fue el Arrabalero. En cuanto podía descongestionaba con un pase hacia atrás y otra hacia el costado para progresar por otro sector.

Fue importante la tarea de Félix Orode que se movió y desbordó. La batalla del medio los tuvo a Nicolás López y Ezequiel Cohen trabajando sin cesar. Atrás la bandera la sostuvo Carlos Ricci, de extraordinario cotejo. Maxi Montenegro y Maxi Rivas Bolaños absorbieron y maniataron a los delanteros locales toda la tarde quienes nunca lograron desnivelar.

El gol de Sportivo Barracas llegó rápido en el inicio de la segunda parte. Una estupenda jugada de Elías Biasi sobre la derecha. Encaró y gambeteó desde afuera hacia adentro, lo bajaron en la medialuna del área, apenas recostado hacia a la derecha. Una formidable ejecución de Alejandro Acuña se clavó en el ángulo. Golazo.

Luján decidió empujar, sin fútbol, sin ideas. Quedaron algunas contras. La más clara fue para Orode que definió cruzado, cerquita del palo. Kopanchuk comenzó a tomar protagonismo lentamente. Muchas faltas menores, seguidas, a favor del local. Llovían una y otra pelota al área siempre bien custodiada. Walter Cáceres descolgó varios centros de manera excelente.

Hasta que en el minuto final un remate que rebota en el pecho de Cohen desata lo inexplicable. Kopanchuk señala penal. ¿Penal? Sí penal. Todo Barracas protesta semejante osadía. Ay Edgardo. Tardó 4 minutos en apaciguar a las fieras. Scarnato con potente remate le puso la firma al decreto.

Sólo quedó tiempo para que a Ezequiel Cohen lo echaran por empujar un rival tras que le cometiera falta. Todo desatado por el sentimiento de impotencia, de despojo. Pero ya fue suficiente. Basta. No se pide que la mejilla la pongo otro. Sólo eso, basta.