Domingo 16 de Octubre 2016

Triunfazo en Rosario

Sportivo Barracas - Víctor Santa María - AFA - Vs Ctral Córdoba - 2016Sportivo Barracas venció a Central Córdoba por 3-2 en un gran partido con mucha emoción y muy buen juego. En el estadio Gabino Sosa de la ciudad santafesina mostró su versatilidad táctica, dominó y pudo haber estirado aun más la diferencia. Dos golazos de Mariano Gorosito y otro de Milanesio en contra.

El día comenzó con muchísima lluvia. Dudas en cuanto a la realización o no del partido. El mediodía dio lugar al mejor sol para secar una cancha que finalmente se presentó en muy buenas condiciones. Central Córdoba es un gran equipo, no muchos ganaron en Rosario y no muchos ganarán. El Arrabalero sale a buscar siempre, de modo tal que la victoria no es algo que llega por casualidad o por situación antojadiza.

El equipo que conduce la dupla Damián Infante y Claudio Vidal sigue su recorrido, en estado de formación y crecimiento. Una línea de cuatro defensores para la ocasión, con Matías Discenza por derecha, en gran forma, avanza, rompe obstáculos y vuelve. Del lado izquierdo estuvo Kevin Cura, con mucha calidad para la salida y precisión.

Central Córdoba tiene buen pie y propone generar los mano a mano para desequilibrar. Sportivo Barracas se mostró superior en juego de conjunto. Pases de primera, diagonales, centros y apariciones a los huecos generados. Nicolás López baja un balón con tanta calidad que se anima luego a gambetear y pasa. Dos toques más adentro del área y Gorosito le da de aire. El arquero Romero la detiene como puede y el rebote en Milanesio le da el primer grito al Arrabalero.

El local se adelanta y produce ataques con tiros a media distancia, uno dentro del área que Walter Cáceres soporta con su habitual prestancia. Se hace más trabado y confuso hacia el final de la primera parte. La tarea más dura para Sportivo Barracas es sostener y ampliar la diferencia a favor.

La segunda parte brindó un espectáculo. Por los goles, por la emoción, porque por momentos hubo incertidumbre en el final. Pero a no confundirse, el Arrabalero siempre fue más, siempre buscó y lastimó. El transitorio empate llegó a través de un dudoso penal cobrado por Beloso que Rocca con un tiro rasante cambió por gol.

Nada de lamentos. Al minuto, Julián Bottaro por izquierda volvió a ganar como en casi todo el partido, la metió hacia adentro para que Gorosito la parara con derecha y de inmediato sacara el latigazo de zurda. Arriba, inatajable. Golazo. Se sacudió el partido. Central Córdoba sintió el golpe. Sportivo Barracas fue por más y lo consiguió.

Rápido desde un el lateral, el ingresado Mauro Boaglio escaló por derecha, Elías Di Biasi hizo la pausa mortal y dio un pase entre la defensa y el arquero. Allí fue Gorosito para gambetear a Romero y definir con menos ángulo. Otra exquisita definición del delantero que tiene tanta capacidad como esfuerzo y movilidad. La expulsión de Maxi Rivas Bolaños reavivó lo que quedaba. El local se animó, Paglialunga encontró el descuento a 10 minutos del final.

Se terminó incómodo por esas cosas del fútbol. El sello del partido fue el juego, la profundidad y la calidad de llegadas que creó el Arrabalero. El equipo crece, por trabajo y por el correr de las fechas. Con tranquilidad y con los pies sobre la tierra, la ilusión también toma su forma. Un gran partido en Rosario y un triunfo que vale mucho.