Miércoles 10 de Junio 2015

Suma de a tres y se acerca a la punta

Sportivo Barracas - Víctor Santa María - Torneo 2015 - Versus AlemSportivo Barracas venció como local por 2-0 a Leandro N. Alem.  Los goleadores del partido fueron Miller Moreno y Maximiliano Rivas Bolaños.

Por la 12da fecha del Torneo de Primera D, el Arrabalero hiló dos triunfos y trepó en la tabla de posiciones para ponerse más cerca del puntero Liniers.

En el estadio de Sportivo Italiano, en una tarde nublada, con garúa, y algo fría de final de otoño, el conjunto de la dupla Damián Infante y Claudio Vidal volvió a dar una nueva exhibición de su estilo que revalida además la solidez mostrada en la jornada anterior frente a Yupanqui. Había pasado mucho tiempo de la última vez como local (se debe completar de la 10ma. fecha el encuentro postergado ante Ituzaingó) con la necesidad de conseguir los tres puntos, tan importantes como imperiosos para no perderle pisada al puntero.

Otra vez el Arrabalero pegó rápido y primero para neutralizar la idea que tenía el visitante, quien no quería dejar crecer a Sportivo Barracas en su juego. El planteo estaba claro, obstruir la salida por debajo de los marcadores centrales y tapar el reparto criterioso de balón que va desde Oscar “Chicho” Peñalba” y que se extiende por Nicolás López para llegar a los delanteros. Lo mejor de la primera mitad estuvo a cargo de Miller Moreno, indescifrable en sus gambetas por la punta derecha, con gran capacidad de desborde.

El gol llegó por la presión de un equipo que juega decididamente en campo rival para recuperar la pelota lo más “alto” posible y a partir de allí generar un ataque veloz y certero. Maximiliano Rivas Bolaños cedió rápido para Nicolás López quien de espalda habilitó a Miller Moreno para que remate cruzado ante el achique del arquero. Una estupenda definición que abrió el camino a la victoria.

El final de la etapa estuvo marcado por las expulsiones. Primero Daniel Pozzo en el local por doble amonestación, en una decisión apresurada del árbitro Diego Molina. Luego fue el turno de Randazzo, defensor central del visitante por juego brusco sobre Diego Dorregaray. Los dos quedaban con 10 jugadores para afrontar la segunda mitad.

Se acomodó mejor el Arrabalero porque entendió las necesidades del rival por llegar a la igualdad y porque volvió a convertir en el arranque. Un gran cabezazo de Rivas Bolaños en otro gran centro enviado desde el córner por Gonzalo Valdéz. No es la primera vez que se destaca el número 3 por su pegada que le viene dando, a él y al equipo, importantes dividendos.

Nunca estuvo en duda el resultado, la solidez defensiva y la capacidad de recuperación terminaron frustrando cada avance de Alem. Nunca le llegaron a Lucas Roa con claridad, nunca lo pusieron realmente en jaque al arquero Arrabalero.

El contragolpe fue una amenaza constante en la segunda parte. Las salidas precisas por los huecos que dejaba el visitante comenzaron a sucederse. Mereció más Sportivo Barracas, la justicia hubiera sido que la diferencia final fuera por, al menos, cuatro goles. Matías Discenza ingresó para hacer un surco por la derecha y tuvo un par que no pudo concretar. Ezequiel Sánchez manejó varias contras por la izquierda, y el “Flaco” Diego Dorregaray estrelló un tremendo disparo sobre el palo derecho, que todavía se debe estar moviendo.             

Una victoria que prolonga lo realizado en la fecha pasada, que ratifica el trabajo y que premia la búsqueda. Un equipo que, cada vez, es más equipo.