Sábado 26 de Noviembre 2016

Se lo quitaron al final

Sportivo Barracas - Víctor Santa María - AFA - Vs Luján - Fecha 16 - 2016Sportivo Barracas empató por 2-2 de visitante ante Luján. En el partido correspondiente a la 16ta fecha del Torneo de Primera C, el Arrabalero se vio despojado en el cierre. El árbitro Antonio Amato no sancionó una clara mano en la jugada del empate final. Tras el partido, fueron agredidos los jugadores de Sportivo Barracas.

Mucha polémica, demasiada distorsión. Un lamentable final de partido. Una cancha que trae como recuerdo el inmediato cotejo jugado en el torneo anterior, donde también sobre el cierre, Luján se encontró con un penal inexistente. Más allá de lo inmodificable del resultado, Sportivo Barracas se imponía claramente durante buena parte del partido.

El terreno de juego es un actor fundamental en el desarrollo del juego, suele incidir y muchas veces determinar la manera, la forma en que se disputará. El estado alterado, con demasiados pozos y desniveles, llevó al equipo de la dupla Damián Infante y Claudio Vidal a modificar la salida. Habituado a hacerlo prolijo y con criterio por el piso, tuvo que buscar un juego donde al balón viajo más por el aire.

Sabido es que Luján se hace muy fuerte en el Municipal. Un reducto donde pocos salen victoriosos. Los primeros minutos mostraron al local, acostumbrado al tipo de campo, buscó presionar bien arriba para aprovecharse de lo irregular del campo. Lo mejor fue cuando un potente disparo de afuera encontró a Gonzalo Acevedo, el rebote le quedó a De Santis quien tampoco pudo definir de frente al arco.

Sportivo Barracas fue encontrando su juego. Una buena tares de Marcelo Burzac. A la defensa de Luján se le hacía difícil contener a Julián Bottaro. Una y otra vez se sumó al ataque para asociarse con Nazareno Mariescurrena. Desbordes, centros, diagonales y remates al arco. Así llegó el gol cuando Nicolás López capturó un rebote del arquero para poner la diferencia con el arco desguarnecido.

En lo que quedaba de la primera mitad, Elías Di Biasi no pudo ampliar la diferencia tras un excelente contraataque. Su cabezazo dentro del área chica pico antes de irse por arriba del travesaño. También lo pudo haber empatado Luján con varios córners donde la pelota no terminaba de ser despejada.

El segundo tiempo presentó las mismas dificultades para controlar el balón y darle el mejor destino. Sportivo Barracas se mostró más tranquilo y en las que generaba el local siempre encontró a Acevedo para ahogar el grito.  Volvió a pegar el Arrabalero. Mariano Gorosito mostró el sacrificio y esfuerzo de siempre, presionó y ganó en la salida para quedarse con el balón, enfrentó al arquero y la metió abajo en el segundo palo. Gran definición.

Aunque todavía quedaba mucho tiempo por jugarse, daba la sensación que sería un nuevo triunfo. No fue así. Sobre el final, la suerte primero y la mala decisión de Amato después le dieron el empate a Luján. Nicolás López quiso despejar dentro del área chica pero el balón se metió en el horizontal. El descuento revivió a los locales. Desde un lateral la pelota llegó al área, fue peinada, y allí un delantero se la llevó y acomodó con la mano para dejársela servida a De Hoyos que decretó el injusto empate cuando ya se jugaba tiempo de adición.

Más allá del mal gusto que deja la injusticia de una victoria que se escapa, el Arrabalero volvió a mostrar sus credenciales en el torneo. Debió ganarlo, pero el error de Amato al no invalidar la jugada final lo dejó con dos puntos menos. La tabla sigue mostrando a Sportivo Barracas en lote de los primeros y eso no debe perderse de vista.

Agresiones al plantel de Sportivo Barracas

Mala tarde de la terna arbitral y mala tarde de la policía a cargo del operativo, que tampoco estuvo a la altura de las circunstancias cuando parte del plantel de Sportivo Barracas fue agredido a piedrazos que provenían desde afuera del Estadio Municipal. Los jugadores que no participaron del partido, y que se encontraban en una de las tribunas, recibieron una lluvia de piedras por parte de la barra brava local y no fueron protegidos por la policía a cargo del operativo de "seguridad". Doble negligencia: dado que no se actuó contra los agresores y tampoco se le permitió a los jugadores salir de dicho sector para resguardarse y reencontrarse con el resto del plantel Arrabalero. Matías Discenza se llevó la peor parte, y sufrió un corte en su espalda producto de un impacto. Sin embargo, las agresiones no quedaron ahí dado que, posteriormente, parte del personal policial increpó al plantel visitante al recibir los justos reclamos por su mala actuación. Los incidentes no pasaron a mayores, sin embargo se esperaba otro tipo de respuesta de parte de las fuerzas de seguridad, que justamente deben velar por la seguridad, y de parte de los dirigentes locales quienes, en ningún momento, se mostraron solidarios con la delegación visitante frente a lo sucedido y se sumaron al coro de agresiones verbales que ya llevaba adelante el personal policial.