Sábado 29 de Octubre 2016

Primera victoria de local

Sportivo Barracas - Víctor Santa María - AFA - Primera C - 10 Dock Sud - 2016Sportivo Barracas venció a Dock Sud por 2 a 0 en el estadio República de Italia, con goles de Mauro Boaglio y Emanuel De Porras, en el partido válido por la 11er. fecha del Torneo de Primera C.

Entre tantos puntos altos y fuertes que siempre ha mostrado el Arrabalero, la buena performance de local siempre estuvo entre ellos. Recorrer las estadísticas desde hace dos años a esta parte no hace más que confirmarlo. El andar del presente campeonato se presentó como uno de los obstáculos a derribar. Finalmente se quedaron los tres puntos que por supuesto quita el peso de alcanzar lo esperado.

Habitualmente el conjunto que dirige la dupla Damián Infante y Claudio Vidal suelen dar sorpresas en la alineación, tanto por el recambio de nombres como por los enroques tácticos. Por plantel y decisión, los jugadores rotan, todos están a la altura y preparados para saltar el campo de juego. La estrategia se une más a la idea medular: siempre buscar, ser protagonista y asumir la responsabilidad de tratar bien el balón desde la salida.

El visitante llegó con la necesidad de ganar -todavía no lo logró- y salió a buscar de entrada. Pero se encontró de golpe en desventaja. Un gran jugada de Julián Bottaro por izquierda, gambeteó y rompió hacia adentro, generó el desequilibrio individual y dio un gran pase profundo para De Porras, quien llegó hasta el fondo adentro del área para meter un centro mortal por abajo. Allí llegaba Boaglio para poner a Sportivo Barracas arriba en el marcador.

Dock Sud, ahora también urgido por el resultado, tenía que jugar adelantado, establecerse en el dominio territorial y del trámite. Sportivo Barracas no resignó sus formas. Pelota al piso, mucho pase para no entregarse a la ansiedad del rival. Inteligencia y serenidad para no sucumbir. Boaglio siempre era una opción por la derecha, para progresar y asociarse, para generar los ataques.

La defensa fue flexible para ser línea de cuatro, el medio bien repartido entre Nicolás López y Patricio Bernabé. Más adelante Mariano Gorosito quien salió un poco del área para sumarse. Mucha movilidad en los de arriba para dar poca referencia a sus defensores y para establecer una gran dinámica.

Dock Sud se adelantó y apuró. Fueron algunos minutos donde tuvo que responder el equipo para no dejarse atropellar. Era cuestión de acomodarse a lo que el partido brindaba. Los espacios comenzaron a aparecer fruto de la necesidad de un rival que no quería irse con las manos vacías. No tuvo jugadas claras el visitante, pero en uno de los embates quedó golpeado Walter Cáceres, quien se había mostrado –como siempre- seguro. Tuvo que dejar su lugar a Gonzalo Acevedo.

La diferencia mínima no daba garantías, nunca suele darlas. Era el momento de contener y salir rápido y preciso para aprovechar tanto espacio a las espaldas de la última línea rival que ya se mostraba muy jugada. La pelota llega al círculo central, el ingresado Elías Di Biasi vio romper hacia adelante a Bottaro quien recorrió largos metros para enfrentar al arquero, con gran capacidad y sin mezquindad, cedió a la izquierda para la llegada de De Porras. Arco desguarnecido y gol definitivo.

Una victoria que se esperaba, se deseaba. Para ponerle número a  partidos ganados como local. Para aprovechar la necesidad de quien está enfrente,  para seguir creciendo y encontrando la confianza que de vuelo a lo futbolístico. Que nutra de esa fuerza siempre necesaria para acompañar una idea de juego siempre generosa.