Miércoles 18 de Mayo 2016

Otra vez el árbitro

Sportivo Barracas - Víctor Santa María - AFA - Primera C - San Martín de BurzacoSportivo Barracas perdió como visitante por 3 a 1 ante San Martín de Burzaco en un duro partido en el que fue superior hasta la intromisión del árbitro Fernando Velarde.

La mano viene cambiada, y para mal. Qué duda cabe. Las actuaciones vienen marcando un razo disonante respecto de los resultados. Los puntos no reflejan ni por asomo lo que despliega el equipo de la dupla Damián Infante y Claudio Vidal. Se venía de un partido histórico por Copa Argentina frente a Vélez y se necesitaba reafirmar el rumbo. Todo estaba bien, hasta que se metió Velarde.

Durante el primer tiempo se jugó con mucha gente y fricción en la zona media. Allí debían trabajar a destajo tanto Nicolás López como Ezequiel Cohen. De a poco le torcieron la mano en la pulseada al mediocampo local. A partir de ganar la tenencia del balón, Sportivo Barracas comenzó a desarrollar un juego con volumen para abrir hacia los costados bien cubiertos por Jonatan  Goitía y Elías Di Biasi. La pelota llegaba hasta al área con peligro también. La profundidad llegó con Sergio Rodríguez quien ganaba por arriba y por abajo a sus marcadores y también aparecía Diego Dorregaray.

Durante este lapso de claro dominio, algunos remates de media distancia y otras por pelotas detenidas le daban un importante protagonismo al arquero Santiago Sendín, una de las figuras del encuentro. La defensa se mostraba muy sólida y con una prolija salida de los tres del fondo. Tanto Carlos Ricci como Maximiliano Rivas Bolaños se anticipan a los delanteros rivales y también Kevin Cura aportó una notable precisión y seguridad. Hasta que sobre el final de la etapa la lesión de Jonatan Goitía llamó la primera atención. Ingresó Ezequiel Sánchez.

La segunda parte transcurrió igual en los primeros minutos hasta que la figura de Fernando Velarde tomó un inesperado y rotundo protagonismo. En un tiro de esquina a favor de San Martín, la pelota se fue lejos, atrás del área. La última pareja que disputaba el balón –Carlos Ricci marcaba- se mueve como el resto. El árbitro señala el punto del penal. Sorpresa. Ninguno de los hinchas locales festeja en principio porque nadie espera semejante regalo. Acto seguido, además y como si fuera poco, le muestra la segunda amarilla y la consecuente roja a Carlos Ricci. Decisivo.

A semejante desconcierto le siguió la transformación del inexistente penal por gol a través de Gustavo Pastor. Luego con Sportivo Barracas muy jugado para conseguir algo, el local estiró la diferencia con dos goles más, uno muy bonito de Lucas Trecarichi y otro de Gustavo Pastor. Ambos en definición por arriba de Walter Cáceres quien también tapó un par de contras que quedaban a merced de San Martín.

 Lo buscó con muchas ganas y fútbol el Arrabalero. Por lo injusto, porque tiene personalidad y mentalidad y sacrificio. Descontó Nico López con gran remate de zurda que se clavó arriba. Tuvo una clarísima que el ‘Flaco’ Dorregaray definió abajo y la pelota pasó lamiendo el poste. Otro mano a mano de Sergio Rodríguez que el arquero vencido alcanzar a desviar con los pies. Pero ya todo estaba cocinado. El árbitro metió mano y eso cambió todo.