Viernes 9 de Junio 2017

La frente en alto

Sportivo Barracas - Víctor Santa María - Copa Argentina 2017Sportivo Barracas disputó su compromiso por Copa Argentina 2017 frente al Club Lanús y, sin resignar ni una línea de su libreto futbolístico, cayó derrotado por 5 a 1.

Otra tarde histórica para el Club Sportivo Barracas. Una vez más el equipo Arrabalero ocupó los titulars de los diarios nacionales. En boca de todos, tras jugar por los 32avos. de final de la Copa Argentina frente al Club Atlético Lanús, actual campeón del fútbol argentino. Como a principios del siglo XX, cuando se enfrentaba mano a mano con Boca Juniors, River Plate y Racing, entre otros, y la Selección Argentina jugaba en su casa.

Nuevamente los dirigidos por la dupla Damián Infante y Claudio Vidal, viajaron con la ilusión a flor de piel a la provincia de Formosa, para jugar en el estadio Antonio Romero. 

El resultado final quedará para las estadísticas, pero para Sportivo Barracas quedará el hito marcado para toda su vida. Chocar contra uno de los mejores equipos del fútbol argentino contemporaneo, ponerlo contra su arco y hasta por unos instantes darle el susto de empatarlo cuando descontaba De Porras al inicio del segundo tiempo. Lo hecho no da lugar más que para sacarse el sombrero, aplaudir y felicitar a todo este gran grupo que vivió una jornada inolvidable y que funciona a modo de premio al esfuerzo por lo realizado en el Torneo 2016 / 2017 de la Primera C.

Otra nota sobresaliente de la tarde formoseña, fue la ausencia de publicidades en la indumentaria Arrabalera, para recuperar así la histórica tradición de lucir a pleno los colores en una camiseta de una institución deportiva. Siendo el único equipo que lo hizo de esta manera en la presente edición de la Copa Argentina.

 El encuentro presentó a un Lanús que llegó como campeón del Torneo de Primera División y clasificado a octavos de final de la Copa Libertadores, del otro lado un Sportivo Barracas que ingresó a la competencia al terminar segundo del Torneo de Primera C, en la primera mitad del mismo.

A pesar de éstas condiciones, el Granate puso lo mejor que tiene a su disposición el técnico Jorge Almirón, uno de los nombres que figuraron para suceder a Edgardo Bauza en la Selección Argentina en algún momento.

El desarrollo del juego se dio en un terreno blando por la lluvia que había caída durante toda la semana. El barro en el rostro de los jugadores Arrabaleros no hacía más que retratar a la perfección a los jugadores de Sportivo Barracas: once guerreros frente a un grande de Primera División, que dejaron todo y no se guardaron nada.

Excelente rendimiento de todos los hombres de Sportivo Barracas, firme en todos sus puestos se mostró el equipo. Las desgracias del fútbol lo pusieron abajo en el marcador, pero no fue motivo para que Montenegro empuje desde el fondo, acompañado por López y Baeza que se adueñaban de la mitad de la cancha. Discenza por acá, Trecarichi por allá, Gorosito peleaba y ganaba, y Burzac que era el amo y señor del juego. En el fondo un muro llamado Ricci - Rivas Bolaños, defendidos por uno de los mejores arqueros de todas las categorías, como Cáceres. Y De Porras arriba, que tuvo un rebote en el borde del área y le rompió las manos a Andrada. Más allá de los nombres, esto fue tarea de todo un plantel que viene haciendo historia. Se intentó y se pudo, claro que se pudo, dejar nuevamente bien parado al Club Sportivo Barracas que no dejó su libreto de juego en la puerta del estadio sino que lo cumplió al pie de la letra.

Por todo esto, a los jugadores, al cuerpo técnico y médico, y a los hinchas que acompañaron en gran número al equipo... ¡¡FELICITACIONES!!