Domingo 13 de Noviembre 2016

Gran victoria en casa ajena

Sportivo Barracas - Victor Santa Maria - Afa - Primera C - vs Sacachispas - 14 Fecha - 2016Sportivo Barracas obtuvo un nuevo triunfo, esta vez de visitante, ante el líder Sacachispas, en partido válido por la 14ta. fecha del Torneo de Primera C con goles de Mariano Gorosito y Matías Discenza.

En la preciosa tarde de Villa Soldati, se vivió un partido esperado. Sacachispas y su público vislumbraba un nuevo día en que su equipo brillara a toda orquesta. Quien comanda la tabla de posiciones viene desarrollando un fútbol de alto vuelo y con gran efectividad, en racha superpositiva. Allí llegaba el Arrabalero.

El esquema planteado por la dupla Damián Infante y Claudio Vidal fue sorpresiva, una vez más. El mediocampo lo conformó con rápidos, ágiles, de buena tenencia y menor carga de recuperación. La pulseada en ese lugar era mínima en el tiempo. La pelota siempre bien intencionada por los dos equipos. El duelo se dio en zona de tres cuartos del campo y cerca de las áreas.

Arrancó mejor el local. Tuvo un par de chances de cabeza, la más clara fue muy bien atajada por Walter Cáceres que, tras una estirada fenomenal, ahogó el primer grito de la tarde. Enseguida respondió Sportivo Barracas. Sobre el sector izquierdo de la defensa Lila, se abrieron las mejores oportunidades.

Las emociones fuertes se dieron un lapso de diez minutos. Mariano Gorosito metió una diagonal de adentro hacia la derecha enganchó hacia adentro y hacia afuera para que dar con su mejor perfil. Remate cruzado para estampar un tremendo gol y dar la primera señal. El conjunto local mostraba descoordinaciones severas. El Arrabalero no se lo iba a perdonar.

Sin que se acomodara el resultado, Matías Discenza escaló por derecha, amagó a desbordar pero fue hacia el medio por delante del área y sacó un remate de zurda que se clavó abajo en el primer palo. Una diferencia tempranera haciendo gala de una efectividad que era envidiada en otros tiempos. Sorpresa toral para la gran cantidad de público que se acercó hasta el Estadio Beto Larrosa.

Era todo perfecto. Demasiado. Carlos Ricci sale a trabar el balón hacia la izquierda casi en línea de banda. Va fuerte pero le da al balón. El griterío y la diferencia en el marcador incitan a Lucas Comesaña a tomar la tarjeta roja. Una decisión apresurada que cambiaría el rumbo de lo que se daba. Poco más de quince minutos jugados. Era la vuelta de rosca que le hacía falta a Sacachispas para creer que la tarde no seguiría igual.

Mucho quedaba por jugarse en el partido y mucho también para el final de la primera mitad. Lautaro Baeza, que había sido patrón del mediocampo, bajó a cubrir el lugar de Ricci. Se adaptó inmediatamente y le aportó muchísimo oficio, criterio y tranquilidad para no sucumbir al apuro del líder que necesitaba un gol rápido para dar el golpe que refrendara el momento post expulsión.

Se adelantó Sacachispas en el campo. Pero siguió sufriendo. La gran tarde de Marcelo Burzac y de Elías Di Biasi, quienes encontraron en varias oportunidades a Gorosito y a Emanuel De Porras. La direncia pareció exigua al final de la primera mitad.

La segunda parte mostró una cara más de este conjunto Arrabalero. Sacrifico, esfuerzo, voluntad, en fin, toda la solidaridad necesaria para multiplicarse y cubrir espacios ante un equipo que es sensación, que venía de ganar nueve de sus últimos diez partidos habiendo empatado el restante. Encontró el descuento casi al final. Dos Santos aprovechó un rebote para quebrar la sensación de esterilidad que cargaba Sacachispas.

Un excelente triunfo que resuena a lo largo y a lo ancho de la categoría. Un encuentro que hace brotar el orgullo Arrabalero. Un equipo que evoluciona y muestra un sinfín de capacidades. Por argumento, plantel, jerarquía. Un equipo que, en el tiempo, tendrá el techo a la altura que desee construirlo.