Domingo 29 de Abril 2018

Derrota por la mínima

Sportivo Barracas - Víctor Santa María - Vs Argentino de QuilmesSportivo Barracas perdió por 1-0 como local ante Argentino de Quilmes. Por la 35ta. fecha del Torneo de Primera C en el estadio de Atlanta la visita se llevó los tres puntos tras el gol anotado por Rodrigo Marothi.

Demasiado premio obtuvo el conjunto que dirige el ex mundialista Pedro Monzón. Demasiado accidentada la primera mitad en perjuicio del Arrabalero. Tres lesiones, tres cambios. Primero Ezequiel Cohen, luego Carlos Ricci y previo al gol y al final de la primera parte fue el turno de
Juan Pablo Rial. 

El primera condicionante del encuentro, para ambos, fue la elevada temparatura y humedad, que suele recortar las energías antes de lo previsto, y sobre todo, fuera de lo que debería ser para el mes que transcurre. Se prevía que en el complemento llegarían todas las modificaciones.
Para Sportivo Barracas no fue así.

Lo manejó bien el equipo que conduce René Kloker. No se dejó avasallar ante un Argentino que viene entonado, con una gran segunda parte de torneo y que además mantiene la ilusión de alcanzar lo más alto en la tabla de posiciones.

El partido se dio muy luchado, trabado en la mitad de la cancha. Buenas tareas de Damián Gimenez y Jun Pablo Pocholo en la recuperación. Más allá de lo discontinuo y accidentado por cada una de las lesiones que debió soportar Sportivo Barracas, el trámite se hizo lento y con
pocas sorpresas. 

Sobre el final de la primera parte llegó la contra y el tanto que definiría el resultado. Una buena definición de Marothi por abajo y cruzada, nada que hacer para Walter Cáceres. Todo sucedió tras un tiro de esquina en favor del Arrabalero y cuando ya se jugaban 4 de los 6 minutos que se
habían adicionado. 

La segunda parte se jugó al ritmo que le impuso Sportivo Barracas. Energía renovada tras el descanso, presión alta, y varios intentos de desbordes. La mejor opción la tuvo Lautaro Baeza tras pegarle de aire en un centro pasado. Pasó cerquita del ángulo. La visita no encontraba el
balón y menos el control de las acciones.

El empate nunca llegó. Las modificaciones que realizó el Mate en tiempo y forma le sirvieron para no sucumbir. Aunque nunca se acomodó para poder sacar contragolpes, tampoco mostró deficiencias en la defensa, y eso terminó siendo decisivo para contener cada uno de los intentos
del Arrabalero

Últimas tres fechas para encontrarse y fijarse metas de juego y consecución de resultados que le den otro tinte al final del campeonato. Queda poco para poder reveertir, pero suficiente para afianzarse en las virtudes que supo mostrar el equipo.