Sábado 22 de Noviembre 2014

Al reducido

Sportivo Barracas - Víctor Santa María - Vs Cañuelas - FinalSportivo Barracas cayó derrotado por 2 a 0 en el partido desempate frente a Cañuelas y deberá jugar el reducido para pelear por el segundo ascenso. El lunes va por la revancha frente a San Miguel a las 17 horas.

No pudo ser. La ilusión de todo el pueblo Arrabalero de ver ganar al equipo sufrió un duro revés en la tarde del jueves. La suerte y una (mala) decisión arbitral estuvieron en terreno ajeno.

Rápido se puso en ventaja el equipo de Cañuelas y rápido se equivocó el árbitro del encuentro, Sebastián Zunino. Un intento de cambio de frente que, involuntariamente, terminó en las manos de Lucas Roa, fue interpretado como un pase al arquero y el árbitro, que primero miró hacia el medio campo y luego se decidió a cobrar la (supuesta) falta, derivó en un tiro libre que fue bien aprovechado por Bernarducci para marcar un gol tempranero.

No se desesperó el plantel de la dupla Infante – Vidal que, con sus habituales herramientas, buscó el empate. Cañuelas, se decidió a aguantar y a jugar de contra.

Cinco minutos después, y tras un tiro libre, dos cabezazos en el área rival protagonizados por Sebastián Gigliotti y Damián Anríquez, lamentablemente, no terminaron en gol tal como reza el lema futbolero.

A los 27 minutos, un tiro libre ejecutado por Fabián Cabello pasó bien cerca del arco defendido por Gambetta tras un rebote. La más clara para Sportivo Barracas, en los primeros 45 minutos, estuvo en los pies de Ignacio Acosta pero su disparo desde la media luna del área se fue acariciando el palo derecho.

El segundo tiempo fue más de lo mismo. Uno que buscaba, y el otro que aguantaba y buscaba alguna contra.

El ingreso de Kevin Juan intentó darle más peso al ataque de Sportivo Barracas, pero no llegaba con claridad al arco rival y chocaba con una bien parada defensa del visitante.

La apuesta a jugar de contra, tuvo su premio. Fernando Sánchez capturó un rebote y marco el 2 a 0 final.

A los 38 minutos, Nicolás López perdió una clara chance de descontar, con casi 7 minutos por jugar más el descuento.

No pudo ser. Hay que levantarse rápido de esta caída porque en pocos días hay revancha. El pueblo Arrabalero sigue a muerte con este equipo.

¡¡Vamos chicos!!