Martes 7 de Abril 2015

A casa con las manos vacías

Sportivo Barracas - Víctor Santa María - Torneo 2015 - Vs LiniersSportivo Barracas no pudo continuar su racha ganadora y cayó por 1 a 0 en su visita al estadio de Liniers con un penal inexistente cobrado por el árbitro Mariano Negrete.

Se complica la práctica del fútbol en terrenos de juegos en malas condiciones. Lo sufre Sportivo Barracas, el resto de los equipos y los espectadores. La pelota vuela por los aires, y va poco al ras del piso.

Salen partidos con escasas situaciones de riesgo, y un error de cualquier jugador le puede costar el partido a un equipo. Ayer, el error lo cometió el árbitro del encuentro, Mariano Negrete, quien sancionó un penal a los 36 minutos del primer tiempo que Allende cambió por gol.

Error porque el defensor del Arrabalero despejó una pelota y se encontró con la cabeza del jugador local que venía desde atrás. Incluso, se escuchó el ruido del botín contra el balón y no contra la cabeza del rival. El juez de línea, mejor ubicado, no hizo gestos ni siquiera para cobrar jugada peligrosa pero Negrete se puso el traje de protagonista central de la tarde y cobró el penal.

Previo al gol, hubo algunas aproximaciones de ambos lados. Las de Sportivo Barracas estuvieron en la cabeza de Patricio Costa Repetto y en los pies de Diego Dorregaray. La movilidad de Ezequiel Sánchez, Carlos Tapia y de Matías Discenza, le aportaron volumen de juego en un terreno en el que se complica desplegar el fútbol que practica el Arrabalero.

El segundo tiempo, ya con la ventaja a su favor, Liniers se replegó en su campo. Dos líneas de cuatro y a esperar que pase el tiempo. A través de distintas variantes intentó el equipo de la dupla Infante – Vidal alcanzar la paridad pero chocaba contra la solidez defensiva del local. La más clara fue un remate de Discenza que se fue cerquita del palo izquierdo de Cabrera.

Derrota que duele por cómo fue el trámite del partido. Lo más justo, hubiese sido un empate. La revancha será pronto. Más precisamente el sábado a las 13 horas frente a Atlas en Italiano. De local y con nuestro público… inmejorable chance para volver al triunfo junto a los socios, hinchas y simpatizantes del Arrabalero.